sábado, 16 de mayo de 2015

Mi hijo: Un milagro personal

Antes de conocer a mi esposo los médicos me dijeron no podría ser mamá, cuando lo conocí y empezamos esta bella aventura siendo novios, mi mayor miedo era que un día ser sólo dos no fuera suficiente, poco a poco el miedo se fue y nos casamos, el vivía en otro estado así que deje todo y me fui de mi hermoso león.

A los 6 meses tuve la mejor y más inesperada noticia, estaba embarazada esa prueba casera que vi creo un millón de veces tenia dos líneas muy marcadas. Debo admitir que estaba terriblemente asustada no se porque; pero senti un miedo inexplicable, quizá por saber que desde ese instante mi vida nunca más sería igual y pense ese momento nunca llegaría por mucho que lo deseara.

A los tres días de enterarme todo se torno difícil, tuve un fuerte sangrado, estaba sola y no sabía ni donde era el hospital más cercano,  gracias a dios una vecina que hoy considero una gran amiga me ayudo sin conocerme,  en el hospital un doctor muy poco amable me dijo haría un legrado pues por las semanas ya había perdido a mi bebe (no me hizo ningún ultrasonido ni nada) pero no lo permití y esa vecina que no me conocía no se dejó intimidar y exigió pruebas de que ya no había bebe y "sorpresa" ahi estaba mi pequeño.

8 meses prácticamente en reposo,  diabetes gestacional (no detectada hasta el final) ,  principios de preclamsia , tres amenazas de aborto,  tres de parto prematuro,  decidí volver a León pues en donde vivía no había hospital con los servicios para atender un bebé prematuro,  así que con todo en contra volví,  oh sorpresa me lleve al ir a mi primer consulta, en el IMSS me internaron decían el bebé no tenía liquido y si no lo sacaban moriría,  estuve 12 horas en espera de cesárea y termino en un:  lo siento fue un error; pero ahí no termino mi angustia solo comenzaba unos días después en consulta me dijeron el bebé estaba mal,  tenía los intestinos fuera de su estómago,  las palabras del doctor que hizo el ultrasonido fueron tu hijo esta con los intestinos nadando en su orina lo mejor que puedes hacer es pedir deje de sufrir.  El mundo termino para mi en ese instante,  no puedo describir el dolor que sentía,  yo se el seguía hablando,  escuche algunas cosas como que podrían sus intestinos en una bolsa e inflarian su abdomen para meterlos poco a poco con unas  5 o 6 operaciones. Me dio una hoja que decía gastrosquesis o onfalocele y no recuerdo nada mas,  mi esposo se había quedado en otro estado trabajando y su jefa tenia ya 6 meses sin pagarle y solo le daba promesas y largas. Y yo acá con la vida de mi bebe en un hilo y mi alma destrozada.  Dos días después el jefe de quien me dio esa noticia me dijo: tu bebé puede nacer por parto normal su estado no cambiara,  además la institución no puede gastar en una Cesárea y varias operaciones para el bebé, debemos ahorrar recursos,  yo no lo podía creer ahora mi bebe y yo solo eramos números en una hoja contable, quería llorar y derrame algunas lágrimas diciendo: imagine que fuera su bebé y el dijo si lo fuera estaría ya quizá pagando una Cesárea en un buen hospital. No había más que decir salí con un futuro incierto, una hoja impresa que siempre dan de riesgos para saber cuando ir a urgencias y nada más.

Pasaron tres semanas horribles y un buen día mi bebe llego a este mundo no sin antes llevarme un último susto y una Cesárea de emergencia porque el bebé tenia taquicardia.

La sala estaba llena, había un cirujano para el bebé y varios Pediatras creo, nadie me dijo ya nació tu bebé y no lo escuche llorar, no podía moverme pero intente ver detrás de los aparatos que hacían todos y de pronto ahí estaba solo pude verlo un segundo mientras lo atendían, apenas iba a preguntar si estaba vivo y una enfermera se acercó con un bultito,  jamás olvidaré sus palabras ella dijo: ¿crees en Dios? Yo dije: Sí y acercó a mi bebe me dijo entonces dale un beso a tu milagro, tu bebé no tiene nada está completamente sano.

Es mi sol,  mi luna, mis estrellas, no cambiaría ni un segundo de mi vida con tal de seguir escuchando sus risas y viendo sus pequeños logros que me saben mejor que un título.  El es mi mejor creación y mi mas bello milagro,  ahora se que dios nunca nos deja solos y que los milagros existen,  yo tengo uno que me dice mamá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada